¿Sabes qué causa la sinusitis? ¡Averígualo!

Pessoas vetor criado por stories - br.freepik.com

Según la Asociación Brasileña de Otorrinolaringología y Cirugía Cérvico-Facial (ABORL-CCF), de cada cinco personas, una padece sinusitis. Al contrario de lo que mucha gente piensa, lo que provoca la sinusitis no es el frío ni el viento, sino la acumulación de gérmenes en los senos nasales.

Por lo tanto, la enfermedad es una inflamación o hinchazón del tejido que recubre los senos nasales. Cuando están sanos, se llenan de aire. Sin embargo, cuando se bloquean y se llenan de líquido, los gérmenes pueden crecer y causar una infección.

¿Eres parte de esta estadística? Siga leyendo para comprender más sobre el problema y cómo es posible prevenir y aliviar los síntomas. ¡Vamos allá!

¿Qué causa la sinusitis?

Descubrir las causas de la sinusitis es la forma más eficaz de obtener el tratamiento adecuado para prevenir y aliviar los síntomas. Entre los más comunes se encuentran:

  • • deficiencias del sistema inmunológico;
  • • conductos de drenaje bloqueados o estrechos;
  • • hinchazón de la mucosa de la nariz, conocida como rinitis alérgica;
  • • cambio en la cavidad nasal, llamado tabique desviado;
  • • pequeños cambios en el revestimiento de la nariz llamados pólipos nasales.

¿Cómo es el período de crisis y los síntomas más comunes?

Los síntomas y la duración del ataque dependerán de si es agudo o crónico. En resumen, quienes padecen sinusitis aguda generalmente comienzan a experimentar secreción nasal, congestión nasal y dolor facial. Puede comenzar repentinamente y durar de 2 a 4 semanas.

Dependiendo del grado de inflamación, algunos pacientes pueden experimentar los efectos del ataque hasta por 12 semanas. Los pacientes con sinusitis crónica sienten los efectos del problema durante un período aún más prolongado, con crisis que pueden durar más de 3 meses.

En general, los síntomas de la sinusitis aguda se reducen a:

  • • coriza;
  • • dolor o presión facial;
  • • pérdida del olfato;
  • • secreción nasal espesa, verde o amarilla;
  • • sensación de pesadez o congestión nasal;
  • • tos.

El problema crónico se presenta con sensación de pesadez o congestión en todo el rostro, obstrucción nasal, pus en la cavidad nasal y fiebre. Tanto en casos crónicos como agudos, es posible tener mal aliento, fatiga e incluso dolor de muelas.

¿Qué puede aumentar la ocurrencia de crisis?

Aunque las causas más comunes están relacionadas con el sistema inmunológico y la anatomía de la nariz y los senos nasales, algunos factores pueden aumentar la aparición y la intensidad de los síntomas. Una infección viral, la contaminación de la ciudad, una vida estresante o incluso algunos trastornos genéticos pueden interferir con el organismo humano, aumentando las crisis.

Hace unos 20 años, los investigadores pudieron seguir la formación de la infección en la nariz de los pacientes. Las imágenes sugirieron el crecimiento de hongos en las cavidades nasales y los senos nasales. La reacción del sistema inmunológico, en un intento por combatir estos hongos, terminó resultando en ataques de senos nasales.

El descubrimiento marca la diferencia en el tratamiento. Dado que la inmunidad puede ser en gran parte responsable de los problemas, ocuparse de este tema puede ser la clave para reducir las crisis y tener una mejor calidad de vida.

¿Cómo es posible prevenir y aliviar los ataques de los senos nasales?

A quienes busquen un médico durante o después de una crisis de los senos nasales se les puede recomendar que realicen lavados nasales con solución salina o que utilicen un descongestionante durante unos días. En casos más críticos, puede ser necesario usar antibióticos durante aproximadamente 2 semanas.

Las compresas tibias en la nariz, los ojos y el área de las mejillas y el uso de un humidificador de aire o la inhalación de vapor de una olla de agua tibia también pueden ayudar a aliviar los síntomas.

Sin embargo, no debemos olvidar que la baja inmunidad es una de las puertas de entrada para los ataques de los senos nasales. Como se mencionó en el tema anterior, fortalecer el sistema inmunológico puede ser un gran activo para combatir el problema.

Acción de los hongos sobre la inmunidad.

Cuando fortalecemos nuestro sistema inmunológico, mejoramos las defensas del organismo frente a enfermedades virales, alergias, infecciones y problemas provocados por el estrés físico y mental. Tenga en cuenta que todos estos problemas se señalan como posibles causas o agentes que potencian las crisis de sinusitis.

En este sentido, el hongo Agaricus blazei -conocido popularmente como hongo solar- posee B-glucano, un bioactivo responsable de estimular el sistema inmunológico. Así, ayuda al organismo a trabajar en defensa de los agentes patológicos antes mencionados, combatiendo las infecciones.

Además de los beneficios relacionados con el sistema inmunológico, Agaricus blazei aporta otros beneficios, que incluyen:

• acción antioxidante – actuando en el anti-envejecimiento del cuerpo;

• fuente de selenio, potasio, magnesio y manganeso: minerales importantes que regulan la frecuencia cardíaca, ayudan a combatir el síndrome premenstrual, fortalecen el sistema inmunológico y los huesos, ayudan con la curación y reducen los niveles de azúcar en sangre;

• Rico en vitaminas B1, B2 y B3 – Las vitaminas del complejo B promueven el correcto funcionamiento de las enzimas, ayudan en la producción de glóbulos rojos, se encargan de fortalecer el sistema inmunológico, fortalecen el metabolismo, contribuyen a la salud de la piel, el cabello, de los ojos y los intestinos y preservar el sistema nervioso;

• Rico en vitamina D: su función es promover la salud ósea, regular el metabolismo, los niveles de insulina y los sistemas inmunológico, cardiovascular y muscular.

Tenga en cuenta que la mayoría de los beneficios del hongo están relacionados con el fortalecimiento de la inmunidad.

Consumo de setas

Los hongos se han utilizado en la medicina oriental durante miles de años. Destinados a tomarse en concentraciones líquidas o secas, nunca crudas o enteras, se pueden consumir en la vida cotidiana, en agua, té, jugos, café o mezclados con frutas, equilibrando los nutrientes y fortaleciendo la inmunidad.

Es importante seguir las recomendaciones para cada compuesto. Para el tratamiento de la sinusitis, puede ser necesario tomar hasta dos dosis diarias.

¿Te ha gustado saber qué causa la sinusitis y cómo es posible prevenir y tratar el problema de forma natural? Espero que los consejos te ayuden a evitar crisis y a tener una mejor calidad de vida.

¿Conoce a alguien que padezca el mismo problema? Comparta esta publicación en las redes sociales para que todos sepan cómo prevenir las crisis.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

× ¿Le puedo ayudar en algo?